miércoles, 4 de septiembre de 2019

Hay ocupas en mi casa, ¿qué hago?


Llegar a tu casa tras unas fabulosas vacaciones, meter la llave en la cerradura y comprobar con espanto que la han cambiado y que no puedes entrar. Esta situación es vivida por numerosas personas que son víctimas de ocupación ilegal de viviendas en España.

La ocupación de bienes inmuebles es uno de los problemas que más ha crecido desde el inicio de la crisis económica.

El origen de la ocupación de viviendas llegó a España con la crisis de 2008, marcado por el enorme stock de viviendas vacías. Entonces, el perfil del okupa eran familias desahuciadas, plataformas sociales y mafias.



La problemática de la ocupación y usurpación de inmuebles continúa estando muy presente en nuestro país debido principalmente al aumento de las mafias, que representan el 75% de las ocupaciones ilegales. En 2017 había un total de 100.000 hogares afectados en nuestro país, a los que habría que sumar las usurpaciones no denunciadas por amenazas a los propietarios.

¿Qué puedo hacer legalmente si tengo ocupas en mi vivienda?

Si te encuentras ante una situación de ocupación de tu casa, lo primero que debes hacer es interponer una denuncia. Puedes acudir a la policía, no hará falta aportar documentación ni contar con un abogado.

Las primeras 48 horas de la ocupación son cruciales. En ese tiempo la policía podrá desalojar la vivienda sin una orden judicial, ya que no es tiempo suficiente para considerar que el ocupa reside en esa vivienda.

Si han pasado estas 48 horas sin poner denuncia, la situación se complica. Los inquilinos ilegales quedan amparados por la inviolabilidad del domicilio y nadie podrá invadir su intimidad, ni siquiera la policía si no cuenta con una orden judicial.

En caso de necesitar interponer una demanda para conseguir una orden judicial, esta se puede hacer por dos vías legales: la vía civil o la vía penal.

Vía civil --> es la recomendada por los abogados. El propietario debe adjuntar un documento oficial que demuestra sus derechos sobre el inmueble (escrituras de compraventa, por ejemplo) y no es necesario identificar a los ocupas. Se procede así al proceso de desalojo rápido en un plazo máximo de 20-30 días. Explicamos el desalojo express unos párrafos más abajo.

Vía penal -->  esta denuncia debe ir dirigida a una persona concreta, lo que dará lugar a una investigación sobre la identidad de los ocupas. Además, al tratarse un un procedimiento penal, intervendrán diferentes juzgados, lo que alarga y complica el proceso.


Si te encuentras en este proceso, desde Censi Soluciones Inmobiliarias, te recomendamos no cortar los suministros de luz ni agua. Hacerlo podría hacer que la vivienda se considerase inhabitable pudiendo ser desestimada tu denuncia. Además, privar de recursos básicos a una persona considerada en situación de vulnerabilidad podría poner la ley en tu contra.


Una desocupación rápida.

Para intentar ayudar a los afectados, se aprobó hace un año la Ley 5/2018, de 11 de junio. Una modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil, en lo que se refiere a la ocupación ilegal de viviendas. Esta modificación permite acelerar el procedimiento por el que las víctimas pueden poner fin a la situación y recuperar su casa en un plazo máximo de 20-30 días.

¿En qué consiste el desalojo rápido de ocupas?

El desalojo express se aplica en casos determinados, no en todos. Se articulan mecanismos legales ágiles en la vía civil que permitirán, desde su entrada en vigor, la defensa de los derechos de los titulares legítimos que se vean privados ilegalmente de la posesión de su vivienda por ocupas.

Los titulares del inmueble han de ser personas físicas, entidades sin ánimo de lucro con derecho a poseerla o entidades públicas propietarias o poseedoras legítimas de vivienda social.

Se puede acudir al proceso de desalojo express tanto si se trata de la vivienda habitual como de una segunda vivienda.

No se aplicará el desalojo express en: viviendas pertenecientes a un fondo de inversión o fondo buitre, locales de negocio, trasteros o plazas de garaje. Tampoco es aplicable en caso de personas que no cumplan con los pagos de alquiler o hipoteca y continúen viviendo en ella. En estos casos se procederá de otro modo.

Ponerte en contacto con profesionales que te asesoren legalmente te ayudará a que el proceso de desocupación sea más ágil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario