jueves, 26 de septiembre de 2019

Alquilar piso en septiembre

Septiembre es un mes de comienzo: empieza el curso académico, se retoma la actividad regular en el trabajo, se retoma la actividad deportiva, aparecen nuevos retos a la vista… y mucha gente aprovecha para mudarse y comenzar una nueva vida.

El mes de septiembre es el mes por excelencia de mayor demanda de alquileres, lo que provoca que el mercado de arrendamientos urbanos aumente en porcentajes superiores al 30%.

El alquiler de viviendas, como otras muchas materias, no es lineal sino que está afectado por una serie de factores de estacionalidad que casi siempre se repiten de forma habitual en el tiempo. La curva ascendente comienza a partir de la primavera y alcanza su máximo esplendor justamente después del verano. A partir de noviembre comienza a bajar, y llega a sus cuotas mínimas en los meses de diciembre, enero y febrero.

Uno de los principales factores causantes del aumento de la demanda de pisos de alquiler tras el verano son los estudiantes que buscan viviendas para el inicio de temporada estudiantil y universitaria. El perfil de estudiantes suele ser un perfil solvente de inquilinos, ya que en su mayoría vienen avalados por sus padres. Sin embargo, también les resulta complicado encontrar una vivienda para arrendar.

Según informa la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA), en estos momentos por cada oferta de vivienda que sale al mercado existe una demanda de ocho candidatos de media.

Esta situación se debe, en gran parte, a la escasez de oferta que se ve afectada por el ‘boom’ de las Viviendas de Uso Turístico (VUT) y pisos turísticos; los propietarios prefieren sacar una mayor rentabilidad en menor tiempo afectando directamente a la oferta de pisos de alquiler para vivienda permanente.  Una situación que muchas ciudades españolas están sufriendo, como Madrid, Barcelona, Zaragoza o Teruel.

La alta demanda de pisos de alquiler hace que muchos propietarios aprovechen para subir el precio de renta sin pensar que, a largo plazo, puede ser menos rentable. Cuando una casa tiene un precio acertado no tiene más de dos visitas y se alquila como máximo en uno o dos días, según informa la ANA.

A la hora de poner un piso en alquiler es importante poner un precio adecuado a las características, antigüedad y ubicación de la vivienda que queremos alquilar. Las viviendas que tienen un precio adecuado a sus características rentabilizan mejor sus alquileres porque los inquilinos suelen permanecer más tiempo.

SI quieres poner tu piso en alquiler como arrendador, en Censi SolucionesInmobiliarias te asesoramos para que tu alquiler sea seguro frente al aumento de inquilinos morosos y garantizar tu tranquilidad.

Si necesitas alquilar un piso como inquilino, ponemos a tu disposición el amplio catálogo de viviendas de Censi Soluciones Inmobiliarias y te asesoramos para que puedas encontrar la vivienda que mejor se ajuste a tus necesidades.

Imágenes del piso: https://www.censi.com/segundamano/detalle.php?id=01073

No hay comentarios:

Publicar un comentario