miércoles, 10 de julio de 2019

Cohousing. Vivienda colaborativa para envejecer entre amigos.


Los cambios sociales están influyendo directamente en la forma de vivir y en las nuevas estructuras de vivienda. El envejecimiento de la población es uno de estos cambios; cada vez se vive más tiempo, con mejor salud y mayor autonomía. Para disfrutar de sus años de oro, las personas buscan mantenerse activas y evitar sentirse en soledad. Con estos fines surge el modelo de vivienda cohousing.

¿Qué es el cohousing?

Se llama cohousing a un tipo de vivienda colaborativa que intenta combatir y superar la alienación y el aislamiento que ha generado la vivienda actual en las grandes ciudades, en las que nadie conoce a sus vecinos y en la que se ha perdido el sentido de la comunidad.

El cohousing nació en los años 70 en el norte de Europa. Jóvenes de Holanda y Dinamarca crearon un nuevo sistema de convivencia, pero en viviendas independientes. Así es como empezaron a formarse comunidades senior que, a lo largo de los años, se ha extendido por todo el mundo. Este modelo de vida está muy extendido en Dinamarca y Suecia donde un 10% y 35% de las comunidades respectivamente funcionan así.

El cohousing o covivienda se define como un nuevo sistema de viviendas colaborativas y auto gestionadas compuestas por comunidades de adultos de la tercera edad. Es una solución muy satisfactoria para personas independientes que no necesitan recibir la asistencia constante que ofrece una residencia de mayores.

Además, este nuevo sistema de convivencia potencia las habilidades sociales en cuanto a la colaboración, liderazgo, participación e integración social de tal manera que se creen lazos sociales entre los vecinos y exista un compañerismo.

Se trata de una filosofía de vida que beneficia a sus residentes tanto a nivel emocional como físico. Son espacios donde la vida privada y la vida común tienen relación puesto que los residentes comparten y disfrutan de los espacios comunes como comedores, juegos de mesa, actividades sociales, etc., manteniendo la propia independencia y privacidad de su hogar.

Uno de los objetivos principales del cohousing es acabar con la soledad y el aislamiento social que sufren aquellas personas mayores que viven solas, dándoles la oportunidad de vivir en un pequeño barrio o comunidad de vecinos donde pueden disfrutar de la vejez entre amigos y crear comunidad.

La principal clave de este nuevo sistema es que los inquilinos estén activos socialmente consiguiendo así una mejor calidad de vida. Estas viviendas colaborativas están diseñadas para compartir sin invadirse, totalmente adaptadas a sus residentes.

El cohousing no tiene un modelo establecido, de hecho, existen distintos tipos. En zonas urbanas o rurales, en edificios nuevos o rehabilitados, casas unifamiliares, adosados o en bloque. También puede diferenciarse según las prioridades de los residentes la distribución de los espacios comunes.

En España, según la UDP (Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España), el cohousing es conocido por 2 de cada 3 adultos mayores, y 4 de cada 10 lo consideran una buena alternativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario