martes, 9 de abril de 2019

¿Qué es el coliving? El nuevo fenómeno residencial que atrae a los inversores.


La implantación del modelo coworking en España está allanando el camino para la siguiente tendencia que ya es un éxito en países como Estados Unidos o Reino Unido y que, a pesar de ser todavía un gran desconocido en nuestro país, despierta la curiosidad de inversores inmobiliarios; hablamos del coliving.

El término coliving nació como consecuencia de la cantidad de jóvenes profesionales que llegaban a Silicon Valley, San Francisco, al oeste de Estados Unidos, para realizar nuevos proyectos y socializar. Debido a la escasez de viviendas, se crearon edificios en los que no solo se comparten las zonas comunes, sino que también las aficiones de los inquilinos. Esta nueva tendencia se ha convertido en un modelo de vida.


El coliving es la evolución del coworking en el sector inmobiliario. Las nuevas generaciones buscan vivir nuevas experiencias restando valor a la posesión de una vivienda en propiedad. Por ello, este modelo está diseñado para que las personas interactúen con los demás, dotándolos de zonas comunes tales como sala de cine, sala de juegos, biblioteca, gimnasio… todo está pensado y construido para compartir experiencia dentro de la comunidad.

Este modelo de vivienda proporciona un intercambio de experiencias tanto a nivel personal como profesional. La generación Millennial ha creado esta nueva forma de vivir con el fin de crear comunidad. A través del coliving, estos jóvenes emprendedores consiguen acelerar el proceso de desarrollo de sus ideas y creación de nuevos proyectos a corto plazo.

Los jóvenes entre 22 y 30 años están causando en Europa un booming en el sector de la vivienda debido a la demanda de nuevos servicios. La población anglosajona busca calidad en sus nuevas residencias incrementando la demanda de inmuebles con unas características determinadas en sus primeros años de experiencia laboral.

Por otro lado, el coliving ya está implantado en algunos de los países más desarrollados como Japón, Alemania, Estados Unidos o Reino Unido. En España, empezaron a crearse algunos espacios de coliving en 2015, sobretodo en las ciudades con costa, aprovechando las buenas condiciones que tiene nuestro país para este nuevo modelo de vida, y se prevé que se expanda a lo largo de los próximos años.

Esto ha llamado la atención de inversores que ya se interesan por este tipo de espacios buscando rentabilidad. En el ámbito inmobiliario, proyectos de estas condiciones causan atracción y la rentabilidad podría ser del 7.5% sumado a los servicios ofrecidos.

Como residente, el precio a pagar por un coliving es más alto. Sin embargo, su éxito se debe a que muchas personas ya no se guían por el valor cuantitativo del mismo, sino que buscan nuevos servicios y un lugar en el que puedan relacionarse y compartir nuevas experiencias.

La oferta que ofrecen estos edificios es totalmente diferenciadora a la que podemos encontrar en una vivienda habitual ya que son dirigidos por community managers e incluso algunas empresas han creado apps propias para ofrecer los servicios más demandados por los colivers. Con una tecnología vanguardista, se busca que los inquilinos creen comunidad.

Las nuevas formas de vivienda ya son una realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario