jueves, 14 de marzo de 2019

8 cambios de la nueva Ley Hipotecaria


La nueva Ley Hipotecaria que entrará en vigor en mayo de este año, permitirá a los nuevos hipotecados beneficiarse de algunas de las ventajas que ofrece esta nueva ley que les permitirá ahorrar dinero a la hora de formalizar su hipoteca.
Los cambios más importantes que ha sufrido la ley son los siguientes:


1. Mayor protección al usuario.

El cliente contará con 10 días para leer detenidamente el contrato y resolver dudas, en caso de que las haya, antes de firmarlo. Por otro lado, la entidad bancaria analizará la solvencia que tiene el cliente antes de conceder la hipoteca para dar seguridad y protección al hipotecado.

2. El papel del notario

El notario será el encargado de confirmar que el cliente conoce el producto que está contratando. Además, el cliente acudirá como mínimo 2 veces al notario: una de manera individual para tratar las preguntas que tenga y otra con la entidad para firmar el contrato.
La persona contratante tendrá que responder a un cuestionario para confirmar que conoce a la perfección toda la información que se plasma en el contrato.

3. El reparto de los gastos

El cliente solo hará frente al pago de la tasación, el resto de los gastos serán abonados por la Banca: gestoría, notaría, IAJD (Impuestos de Actos Jurídicos Documentados) y el registro. Aunque algunas entidades incluso anuncian que asumen esa parte de los gastos en los nuevos contratos.
El coste de la tasación se encuentra entre los 300 y 600 euros. El cliente podrá elegir con total libertad a los tasadores que podrán ser personas físicas.

4. Adiós a la cláusula suelo

La nueva Ley Hipotecaria prohíbe las cláusulas suelo. En las operaciones con tipo de interés variable no se podrá establecer un límite inferior al del tipo de interés. Aunque el interés se marcará en 0% – nunca podrá ser negativo –, la finalidad es que el cliente se pueda beneficiar de las caídas del Euribor.

5. Novedades en las vinculaciones

Las entidades no podrán aplicar sus productos vinculados a las hipotecas, aunque sí podrán hacer bonificaciones por los productos que se contraten.
A pesar de que los bancos podrán seguir ofreciendo sus productos vinculados, el cliente podrá presentar, a la entidad correspondiente, pólizas alternativas y de ninguna manera la aceptación de una póliza alternativa distinta podrá ser peor que las condiciones del préstamo.

6. Los bancos podrán seguir cobrando una comisión de apertura

Las entidades cobrarán una comisión por la apertura del préstamo que podrá llegar hasta el 2%. La nueva Ley Hipotecaria no lo prohíbe, pero sí implanta que la tasa cobrada se devengará una sola vez y abarcará todos los gastos de estudio, tramitación y concesión del préstamo.

7. Subrogación y novación, puntos clave después de la firma de la hipoteca.

Los clientes con préstamos anteriores a la Ley o sin ellos, podrán reemplazar sin costes su hipoteca. Mediante el traspaso, las dos entidades llevarán a cabo un mecanismo de compensación: los intereses cobrados y pendientes de cobro junto al coste de formalización de la hipoteca.
Si el hipotecado no está de acuerdo con las condiciones que ha firmado en el contrato de la hipoteca podrá cambiarlas sin ningún coste.
Por otro lado, en caso de embargo, el hipotecado está más protegido con la nueva Ley Hipotecaria. Se elevan los meses de impago para proceder al desahucio, a 12 meses o el 3% del préstamo. Si se da esta situación en la segunda mitad de la duración del préstamo, las cuotas vencidas y no satisfechas deberán corresponder al 7% o 15 meses.

8. Modificaciones en las comisiones de amortización

Para las hipotecas de tipo fijo, disminuyen a la mitad las comisiones de amortización anticipada, incluyendo una del 2% durante los 10 primeros años y un 1.5% el tiempo restante. En cambio, cuando la hipoteca sea de tipo variable, el límite es de 0.25% durante los tres primeros años del contrato y del 0.15% entre el tercer y quinto año.


  • ¿Va a afectar la nueva norma en la oferta hipotecaria de 2019?

Con esta nueva Ley Hipotecaria, se pretende conseguir desbloquear el mercado inmobiliario. La fijación de un marco legal estable llevará a las entidades bancarias a crear nuevas programaciones estratégicas a medio y largo plazo en la oferta hipotecaria.
Por otro lado, puede provocar una tardanza en las financiaciones debido al cumplimiento de plazos. Los precios de las hipotecas incrementarán para hacer frente a los gastos, pero poco a poco se volverán a estabilizar.

  • Comparar tendrá premio para los que busquen financiación

La nueva ley es una oportunidad para compradores hipotecarios. Beneficiarse de un servicio de un comprador y poder acceder a toda la oferta hipotecaria será posible para los futuros hipotecados y aquellos que ya estén pagando una.

  • ¿Qué se ha quedado en el tintero?

Principalmente lo que ha quedado fuera de la nueva Ley Hipotecaria ha sido la profesionalización del sector de la intermediación financiera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario