miércoles, 26 de septiembre de 2018

Quiero poner mi casa a la venta, ¿qué tipo de agencia elegir?

En los últimos años el mercado inmobiliario ha cambiado mucho, y sigue cambiando. Las dificultades que ha sufrido en los últimos años el mercado de la vivienda, sumado al avance de las nuevas tecnologías, han impulsado el surgimiento de agencias virtuales en Internet. Estas agencias online son una manera rápida de introducir una vivienda en el mercado y, a la vez, simplifican la búsqueda para el comprador y muestran ofertas a precios aparentemente increíbles.

Hoy en día, un gran número de vendedores se decantan por estas agencias virtuales priorizando los costes de gestión pero, ¿las agencias online son realmente más económicas que las agencias tradicionales?

Depende, no siempre es así. Entran varios factores en juego. 


Agencia física Vs. Agencia virtual


Agencia física

Una agencia física tradicional te cobrará unos honorarios por la gestión, pero solo si la venta se cierra, y en todo momento sabrás lo que vas a pagar.

Un dato importante a tener en cuenta, tanto a la hora de vender como de comprar un vivienda, es la antigüedad del edificio. También es importante saber si ha sido reformada y en qué medida. Por ello, los agentes inmobiliarios realizan una visita a la vivienda y la valoran su estado real en base a factores como: el estado del edificio, la zona donde se encuentra, los metros cuadrados, reformas en caso de haberlas, etc.

Los agentes inmobiliarios de una agencia física tradicional gestionan las visitas a la vivienda, elaboran informes con los datos de cada visita de los clientes e informan al propietario del inmueble de todos los detalles.

El hecho de tener una oficina abierta al público donde poder hablar con los profesionales “face to face”, contar tu caso personal, lo que quieres y lo que buscas, hace que recibas un servicio personal y ajustado a tu situación y condiciones.

Una agencia tradicional conoce muy bien el mercado local y tiene una amplia experiencia en el sector. Te aconsejará sobre las mejores opciones para la venta del inmueble, elaborará un plan de marketing personalizado y te guiará durante el proceso de compra venta.

En caso de compra, la agencia se encargará de supervisar el proceso de compraventa, de redactar los contratos y facilitar los documentos necesarios, y te asegurará que todo se hace con la validez jurídica necesaria.

La agencia inmobiliaria cobrará la cuantía correspondiente a sus servicios solo en caso de compra, y estos serán abonados por el comprador.


Agencia virtual

En el momento que se introduce una vivienda en el mercado inmobiliario a través de una agencia online hay que pagar. La agencia te cobra por poner el inmueble en su plataforma de internet, lo vendas o no. Además, muchos de los servicios no están incluidos en el precio.

La agencia virtual trabaja a través de internet con herramientas online que valoran la vivienda sin verla, no conocen el estado real de la vivienda o el edificio. Asimismo, conocer la antigüedad del edificio no es suficiente, también es importante saber si ha sido reformado y en qué medida.

Contactar con una agencia virtual requiere enviar  un email a través de la web y esperar la respuesta o llamar por teléfono, sin saber si te atenderá la misma persona o diferente agente en cada una de las ocasiones contactadas.

Las agencias virtuales publican las ofertas en su web y en páginas generalistas.

La plataforma virtual es un escaparate para la vivienda en venta, no interviene en el proceso de compraventa. El propietario es quien se encarga de gestionar las visitas y, en caso de compra, se encargará de todos los detalles del cierre de la venta: preparar todos los documentos necesarios, redactar los contratos, acompañarlo a la Notaría y asegurarse de que todo se realiza con validez jurídica.

Ya conoces las diferencias entre contratar los servicios de una agencia inmobiliaria online o una agencia inmobiliaria física tradicional. Ahora solo te queda escoger cuál se ajusta mejor a tus necesidades y poner tu casa a la venta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario