jueves, 22 de marzo de 2018

Cómo comprar, vender y alquilar de forma segura


Comprar, vender o alquilar una vivienda es uno de las decisiones más importantes en la vida. Tomar la determinación implica valorar factores emocionales, económicos, financieros... Estos aspectos influyen en el momento de buscar anuncios y decidirnos por una transacción u otra.

En ocasiones, en la red se detectan anuncios falsos e intentos de prácticas fraudulentas. Para evitar malas experiencias, te presentamos unos consejos para alejarte de los timos y realizar una transacción segura.




Cómo detectar anuncios falsos


Descubrir anuncios falsos es fácil, solo tienes que desconfiar si se dan las siguientes ocasiones:

- Sospecha de viviendas excesivamente baratas. No son de fiar anuncios con precios muy por debajo de la media de su zona, sobre todo, si están en zonas céntricas y que muestran unas fotos espectaculares.

- Desconfía de anunciantes que dicen vivir en el extranjero y te piden dinero para la señal o el envío de las llaves.

- Si el número de teléfono de contacto no existe, es extranjero, nadie responde nunca a tus llamadas, o si el número de teléfono es de tarificación especial (comienza con 905, 803, 806, 807) desconfía de su autenticidad.

- No te fíes si no existe número de teléfono de contacto y el anunciante especifica que únicamente responde por email.

- Se trata de un fraude si la población en la que aparece ubicado el inmueble no concuerda con la provincia indicada.

- Enciende tus alarmas ante una mala redacción. Si la información está mal redactada en inglés u otro idioma, o tiene una mala traducción al español no te dejes engañar.

- Ojo a las fotos. Si las fotografías son genéricas, cogidas de Internet y tiene diferentes marcas de agua es una señal para desconfiar de ese anuncio.




Cómo evitar phising

El phising es una práctica delictiva que consiste en la suplantación de identidad de una empresa o una persona de confianza para robar información confidencial de los usuarios.

Los hacker envían correos electrónicos, SMS o realizan llamadas telefónicas haciéndose pasar empresas consolidadas. Con el fin de inspirar confianza en el usuario, copian logos e información para adoptar una imagen muy similar a la de la empresa original. En el caso de los emails, incluyen enlaces que a primera vista parecen de confianza pero en realidad redirigen a otros sitios y dominios que varían ligeramente del oficial.

Ahora que sabes qué es el phising que no cunda el pánico. Evitar ataques de phising y robo de datos confidenciales es posible si tienes en cuenta estas sencillas nociones:

- Desconfía de correos electrónicos que tengan enlaces a webs con formularios en los que debes introducir tu usuario y contraseña.

- Cuando hagas clic en un enlace, asegúrate que la dirección del sitio web es la oficial.

- Asegúrate de que la dirección de correo del remitente es la oficial. Extrema la precaución frente a los envíos que los hackers pueden hacer desde cuentas de correo que parecen oficiales pero no lo son.

- Nunca des tus claves o datos confidenciales por correo, SMS o teléfono.

- Las faltas de ortografía no son de fiar. Desconfía de los emails o mensajes que no están bien redactados o tengan faltas ortográficas.

- Nunca respondas a correos electrónicos, SMS o llamadas telefónicas en las que se te pidan datos confidenciales.

- Ante la duda, no hagas directamente clic en el enlace que aparece en el correo electrónico; mejor teclea la dirección en el navegador.

- Si te produce un mínimo de desconfianza, sé prudente y no te arriesgues.

No hay comentarios:

Publicar un comentario