jueves, 9 de noviembre de 2017

Qué color elegir para la habitación infantil

La habitación de los niños suele ser el lugar con más colores de la casa. Normalmente es el espacio más alegre y original de nuestro hogar. Sin embargo, por original, alegre y colorido que sea, debe mantener un equilibrio cromático, pues cada color posee su propia luz y energía y, por consecuencia, su propio efecto.

Expertos en cromoterapia aseguran que los colores influyen en el estado de ánimo a través de las diferentes sensaciones que nos pueden transmitir.

Esta idea no nos impedirá decorar la habitación como más nos guste. Sin embargo, no está de más conocer los efectos de los colores y beneficiarnos de ellos a la hora de decorar una habitación infantil.




ROSA
Es un color que, por un lado, aporta relajación y, por otro, energía. Esto dependerá del tono de rosa; cuanto más suave, más relajante. Pero en general, es un color que invita a la tranquilidad y a la calma. Un ambiente pintado en color rosa adquiere matices delicados que pueden ser absorbidos por quien habita el dormitorio.

AZUL
El color azul promueve la calma y la tranquilidad. Transmite serenidad y es ideal para conciliar el sueño. Además, hace que los espacios pequeños visualmente parezcan mayores pues, al tratarse de un color ‘frío’, crea la sensación de que se aleja.

LILA
Los tonos lila son relajantes y visualmente muy atractivos, lo que los convierte en colores muy recomendados para interiores. Al tratarse de un color ‘frío’, crea la sensación de que las paredes se alejan creando sensación de mayor espacio, del mismo modo que ocurre con los azules.

VERDE
El verde es un color ideal para decorar un dormitorio infantil o cualquier otra estancia ya que es un color asociado a la naturaleza, es fresco y relajante. A este color se le asignan excelentes cualidades: calma el ánimo, transmite seguridad reduciendo la tensión y promueve la actividad cerebral.


AMARILLO
El amarillo es un color luminoso y llamativo que promueve la actividad y recarga mucho los espacios. Por ello, decorar un dormitorio infantil con este color puede ser un poco arriesgado. Sin embargo, una correcta combinación y el tono adecuado de amarillo aportará alegría y sensación de felicidad a la habitación. Los tonos pastel son los más recomendados para dormitorio, pues los intensos pueden producir sensación de ansiedad.

NARANJA
El naranja es un color que aporta mucha energía. Se trata de un color muy estimulante y debe ser utilizado con cierta precaución ya que, según la cromoterapia, el naranja estimula el apetito y la conversación.



ROJO
Tiene un efecto muy enérgico y poderoso. Para suavizar su fuerza y suavizar su efecto se puede combinar con otros colores como el blanco, el gris o tonos tierras. Según la cromoterapia, el rojo es un color que estimula la acción, la pasión, la emoción y la agresividad. Este color requiere de mucha luz natural para ser bien recibido.

GRIS
Es un color neutro y sutil, ideal para combinar. En solitario puede denotar aburrimiento y desánimo, pero en combinación con otros tonos proporciona equilibrio dejando que cada color muestre sus propias características sin influir en ellas.

BLANCO
El blanco es un color que purifica, estimula y unifica. Muy luminoso. Transmite paz, limpieza, estabilidad, calma y armonía. El color blanco tiende a estimular la actividad intelectual y ayuda a estimular la imaginación. No obstante, también puede evocar frialdad, por lo que no ese considera apropiado para cuartos de niños muy pequeños.

NEGRO
La sensación que transmite es de seriedad y tristeza. Este color aumenta el cansancio del cuerpo y puede afectar al estado de ánimo. Es un color a evitar en cualquier ambiente infantil.


COLORES NATURALES
Colores naturales como la madera, crudo o el beige transmiten tranquilidad, por lo que suelen ser adecuados para niños muy excitables. ¡Pero ojo! En exceso puede transmitir aburrimiento y debilitar la creatividad. Es recomendable combinarlo con otros colores.

Ahora que ya conoces cómo pueden influir los diferentes colores en un ambiente interior, podrás escoger la mejor combinación para que los más pequeños de la casa puedan disfrutar de su propio espacio. Y si todavía tienes dudas, siempre puedes preguntar cómo les gustaría que fuese su cuarto. Seguro que tienen un montón de ideas muy originales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario